El hincha, Motta


n

 

Gimnasia y Tiro apenas igualó como local contra San Martín de Formosa, dejó pasar  una gran oportunidad de sumar de a tres y escaparle a la zona de abajo. Nadie se quiere perder las últimas fechas. Esta vez el que sufrió fue Pablo Motta, que vivió el encuentro desde la tribuna por su suspensión; como un hincha, gritando, al borde del ataque de nervios. Y no es para menos...