#MilagroSalteño


 

El fútbol y la religión transitan caminos paralelos. Los aficionados asisten a sus tradicionales lugares de culto para pedir un porvenir promisorio para sus clubes. Las plegarias y rezos se elevan para pedir iluminación para aquellos que ingresan al campo de juego. Los mismos futbolistas muestran su religiosidad de forma pública y hacen la señal de la cruz antes de cada partido.

 

Nuestra provincia en tiempo del Milagro potencia las creencias.Jugadores, entrenadores y preparadores físicos realizan promesas y veneran a nuestros Santos Patronos. El fútbol y la religión van casi de la mano, y Salta no es ajena. La Primera Local de Juventud Antoniana entrenó con la compañía de las imágenes del Señor y La Virgen del Milagro. La fe de todos ellos, de todo un pueblo...