El primer paso


Por primera vez en su historia el Tribuno Básquetbol (TBB) disputó un partido de playoffs en el marco del Torneo Federal de Básquetbol (TFB), la tercera categoría del básquet argentino. El rival en esta primera etapa clasificatoria de la división NOA es Ciudadela Basket, el conjunto tucumano que terminó quinto en las posiciones. El verdolaga de la zona sur de esta ciudad dio el primer paso en una serie que tendrá todos los condimentos que merecen los playoffs.

 

Lejos quedaron los cuatro encuentros que ambos combinados habían disputado por la fase regular, a cara de perro los tucumanos pisaron suelo salteño dispuestos a dar al batacazo. Segundos en la división, el TBB esperó agazapado a sabiendas que el pleito no sería para nada fácil.

 

Los 10 primeros minutos fueron el reflejo de ello, Ciudadela salió con todo y se quedó con el período. Con la misma intensidad que en el primer cuarto, el segundo la visita siguió sumando y con sus distintas armas complicó al verdolaga.

 

Los conducidos por Pablo Martínez acomodaron las cargas sobre la marcha y el partido se puso al rojo vivo. El Complejo recibió a la barriada una noche más para alentar al representante salteño en la tercera división del básquet argentino.

 

La segunda parte del encuentro el TBB apretó el acelerador, sobre todo en defensa, para alcanzar primero y pasar después en el marcador al combativo equipo rival. Los tucumanos sintieron el desgaste sobre el final y pagaron con derrota el primer choque de la serie pactada al mejor de cinco partidos.

 

Contragolpes demoledores, defensas a fricción y lanzamientos mejor seleccionados fueron algunos de los argumentos que el TBB mantuvo para quedarse con la primera victoria. No tuvo un buen primer tiempo, sin embargo reaccionó y expuso su jerarquía sobre un elenco de menor talla que en playoffs se agranda A pesar del exceso de autoridad que mantuvieron los encargados de impartir justicia, Ariel Mudsky y Matías Montoya –prohibiendo el sonido del DJ durante casi todo el partido y despejando zonas del polideportivo sin argumento alguno-, sumado a una mala actuación, el Complejo volvió a vivir una fiesta en la tercera división del básquet nacional.

 

Sobre el final el plantel de Ciudadela reaccionó ante las cargadas de la parcialidad verdolaga dejando en evidencia la falta de profesionalismo de algunos de sus integrantes, incluido el entrenador en jefe, en este tipo de instancias del Torneo Federal de Básquetbol. La forma patoteril del cuerpo técnico al dirigirse a la prensa mediante amenazas e insultos generó un ambiente aún más caldeado.