No sigue


 

Pablo Garnier rescindió su contrato y dejó de pertenecer a Juventud Antoniana. El volante de 36 años decidió ponerle fin a su estadía en el Santo alegando temas personales.

 

El “Peca” jugó solo 18 partidos en el elenco antoniano y marcó un gol frente a Altos Hornos Zapla, su antiguo club. De esos 18 encuentros disputados, 16 fueron como titular. Rápidamente se ganó un lugar entre los once titulares pero los bajos rendimientos y las constantes lesiones le fueron restando minutos en la formación inicial del Santo. 

 

Su último partido por Federal A fue ante Deportivo Mandiyú de Corrientes el 16 de Noviembre pasado en la victoria de Juventud 2 a 1. En aquel cotejo ingresó desde el banco de suplentes, sustituyendo a Carlos Medina.

 

 Lo cierto es que Garnier, que arrastraba una molestia en la rodilla que le impedía jugar y lo relegó el semestre pasado, le puso fin a su paso por la escuadra salteña. ¿Seguirá jugando al fútbol? ¿se marchará a otro club? ¿La deuda que tenía la CD con él habrá influído para su alejamiento de la institución?