Alivio Infernal


 

Los Infernales derrotaron a Quimsa por 75 a 66 en el estadio Delmi y dejaron atrás los dos traspiés en el año, frente a Bahía Basket y San Lorenzo.

 

Salta Basket venía de caer en sus últimos tres juegos, los dos últimos en el reinicio de la Liga Nacional tras el receso de fin de año. Habiendo obtenido solo un triunfo en ocho presentaciones, claramente la obligación de ganar era del combinado local. 

 

De Cecco y sus dirigidos solo tenían una cosa en mente: ganar  para despejar cualquier tipo de dudas en cuanto al flojo funcionamiento de los Infernales en la Liga Nacional. La victoria sirve para calmar las aguas luego de un imperfecto inicio de la segunda mitad de la temporada. Salta Basket debía despertar de la pesadilla, y que mejor manera que hacerlo de local, ante su gente.