Con el corazón en la mano


 

Lo que no tuvo el primer tiempo, lo tuvo el segundo, que se jugó este lunes por la mañana producto de la lluvia torrencial que impidió que el cotejo se terminara de disputar el domingo por la noche.

 

El complemento tuvo cinco goles. Tres fueron del Santo, por obra y gracia de Angulo, Lillo y More. Este equipo de Godoy sigue derribando mitos. Que no se puede ganar de visitante, que no se puede repetir una hazaña ganando nueve hombres. Todo eso queda de lado cuando juega Juventud; porque Juventud gana en Salta y también afuera, le expulsan jugadores y los que quedan dentro del campo no solo resisten, sino que toman la lanza y van para adelante, como debe ser…

 

Este equipo da que hablar y lo va a seguir haciendo, porque tiene temple, coraje, actitud, experiencia. Los titulares rinden, los suplentes ingresan y se convierten en solución desde el banco cuando la mano anda torcida. Todos viven en comunión, por un fin común, llevar a Juventud a lo más alto; esto recién comienza, pero nadie puede negar que estos jugadores juegan con el corazón en la mano.